12 Nov
Una nueva forma de acoso sexual
por Cristo Vive |
Leído 819 veces | Publicado en Evangelización de la cultura Ultima modificacion el Martes, 12 de Noviembre de 2013 12:48
 
tamaño fuente reducir tamaño fuente aumentar tamaño fuente
Vota este articulo
(0 votos)

NOTA -

Por medio del chat, un adulto puede establecer contacto con los niños con fines de perversión sexual.

 

En los tiempos que corren, la mayoría de las actividades, e incluso las relaciones personales, se mueven por medio de Internet, en particular por las redes sociales. Estas, si bien facilitan y agilizan en muchos aspectos de nuestro día a día, por otro lado, dejan expuesta nuestra intimidad personal y familiar. Los niños, desde muy corta edad, no son ajenos a este fenómeno y utilizan la red con mayor facilidad que los adultos.
 

Internet, que tantas ventajas nos ha traído, tiene un costado desagradable y peligroso: el nuevo flagelo llamado “grooming" o "child grooming” que se puede definir como un tipo de abuso sexual infantil a través de las redes informáticas, generalmente por Facebook u otro tipo de Chat, mediante distintas estrategias que se desarrollan en diversas etapas y periodos de tiempo. Consiste en la interacción comunicacional de un adulto con un menor con fines de perversión sexual. El adulto falsea su identidad: se hace pasar por un menor de edad para generar “amistad” con el niño con el que está chateando. Una vez que se consolida la relación, obtiene información de sus amigos, su familia, las actividades, el colegio al que concurre, etc. Es en esa instancia donde se utilizan modos de atracción y provocación ante el envío de imágenes pornográficas o de contenido sexual y se lo invita a que le envíe fotos o se situé frente a la webcam para conseguir imágenes de contenido similar.
 

Con toda la información y el material obtenido, el adulto procede a lo que se denomina “ciberacoso”, es decir: chantaje o extorsión a la víctima, el cual se concreta con la amenaza de reenviar sus videos o fotografías de contenido sexual a todos sus contactos, ya sean familiares o amigos, con el propósito de que el niño siga facilitando imágenes o concrete un encuentro con el adulto, cuya última finalidad es el abuso sexual o la trata de personas. Así, coacciona al niño y de ese modo se doblega su voluntad. Desde ese lugar se edifican y concretan situaciones de perversión, corrupción, manipulación y, en ciertos casos, violación de niños y trata de personas con fines de explotación sexual.
 

Etimológicamente, "grooming" es una forma verbal de "groom", vocablo cuyo significado alude a “conductas de preparación” o “acicalamiento (de algo)”. En el ámbito de la pedofilia, suele asociarse a toda acción que tenga por objetivo minar o socavar moral y psicológicamente a un niño, con el fin de conseguir su control a nivel emocional para un posterior abuso sexual.

 

Precauciones que se deben tomar

Es importante que los adultos responsables de niños:

      Conozcan este nuevo modo de delincuencia.

      Presten atención a sus contactos en la red.

      Generen la confianza necesaria para que ellos puedan contar estas traumáticas experiencias en el caso de haberlas vivido.

      Como toda víctima de abuso sexual, el niño necesita respeto de su intimidad, por lo que se debe obrar con discreción y no divulgar lo que aconteció. Además, es importante proporcionar contención psicológica, sobre todo al momento de explicarle que quien se vinculaba con él en realidad no era un niño sino un adulto que perseguía otros fines.

      En el caso de presentarse esta situación, se debe denunciar en la unidad judicial más próxima para que se detecte desde qué computadora se está acosando al niño y, de esta manera, se logre la identificación del acosador o acosadora para someterlo a proceso.
 

Anhelamos que otros actores sociales, implicados en la responsabilidad de legislar, adecuen la normativa penal al devenir de estas nuevas figuras delictivas, para lograr la protección de los niños, los más vulnerables al abuso sexual.

 

Una amiga peligrosa

En la ciudad de Necochea en Buenos Aires, un Tribunal ha dictado un fallo sobre esta temática “F., L. N. s/Corrupción de Menores Agravada” (de fecha 05/06/13). Un hombre, mediante el engaño de utilizar una apariencia de niña, contactó vía Internet, desde su PC, a una nena de ocho años de edad utilizando un chat. Cuando ella lo aceptó como amiga, comenzó a enviarle mensajes. Estos conllevaban claro contenido sexual y lenguaje obsceno. También le enviaba mails con fotografías de contenido sexual o pornográfico. El padre de la niña tomó conocimiento de esta situación y denunció el hecho a la Central de Emergencias, donde se comenzó con la investigación y posterior detención y juzgamiento del imputado. Como parte de la investigación se allanó el domicilio de L.N.F., quien residía en la localidad de Zárate. Se secuestró una computadora, en la cual esta persona guardaba material pornográfico infantil de un rango etario de los 3 a 12 años de edad. Se lo condenó a diez años de prisión por el delito de promoción de la corrupción de menores agravada por la edad de la víctima y su comisión mediante engaño.

 

Proyecto de ley

En Argentina se ha presentado un proyecto de ley para incorporar en la normativa del Código Penal el delito de “grooming”, el cual obtuvo media sanción del Senado de la Nación en octubre del año 2012, e ingresó para su tratamiento a la Cámara de Diputados recientemente, sin contar desgraciadamente con la aprobación.
 

María de los Ángeles Palacio de Arato y Cecilia Vezza

 

N. de la R.: Palacio de Arato es jueza de niñez y adolescencia en Río Segundo, Córdoba. Participa de una comunidad definitiva en el Centro Pastoral de Córdoba. Vezza es abogada, colaboradora de Palacio en el juzgado; ambas comparten un espacio de estudio e investigación de la violencia y sus nuevas modalidades, cuyo objetivo es difundir información y prevenir hechos violentos en todas sus formas.

 

 

Publicado en la revista Cristo Vive ¡Aleluia! nº190.

Deje su Comentario