Editorial

Editorial

URL del sitio web:

ACTUALIDAD ECLESIAL -


"El discipulado misionero es el camino que Dios quiere para este hoy", afirmó Francisco. ¿En qué consiste la misión y el ser discípulo? ¿En qué debemos cambiar como Iglesia? Presentamos algunas reflexiones de su Santidad sobre diversos aspectos de la vida eclesial.
 

La misión

Es necesario generar la conciencia de una Iglesia que se organiza para servir a todos los bautizados y hombres de buena voluntad. El discípulo de Cristo no es una persona aislada en una espiritualidad intimista, sino una persona en comunidad, que se da a los demás. Misión, por tanto, implica pertenencia eclesial.

 

Ser “discípulo periférico”

Me gusta decir que la posición del discípulo misionero no es una posición de centro sino de periferias (…). En el anuncio evangélico, hablar de “periferias existenciales” des-centra, y habitualmente tenemos miedo a salir del centro. El discípulo misionero es un des-centrado: el centro es Jesucristo, que convoca y envía. El discípulo es enviado a las periferias existenciales. El discipulado misionero es vocación: llamado e invitación.
 

Diálogo con el mundo actual

La respuesta a las preguntas existenciales del hombre de hoy, especialmente de las nuevas generaciones, atendiendo a su lenguaje, entraña un cambio fecundo que hay que recorrer con la ayuda del Evangelio, del Magisterio, y de la Doctrina Social de la Iglesia. (…) Dios está en todas partes: hay que saber descubrirlo para poder anunciarlo en el idioma de esa cultura; y cada realidad, cada idioma, tiene un ritmo diverso.

 

Reforma eclesial

La conversión pastoral atañe principalmente a las actitudes y a una reforma de vida. Un cambio de actitudes necesariamente es dinámico: “entra en proceso” y solo se lo puede contener acompañándolo y discerniendo. Es importante tener siempre presente que la brújula, para no perderse en este camino, es la de la identidad católica concebida como pertenencia eclesial y saber por dónde va el mal espíritu para ayudarnos en el discernimiento. (…) El “cambio de estructuras” (de caducas a nuevas) no es fruto de un estudio de organización de la planta funcional eclesiástica, de lo cual resultaría una reorganización estática, sino que es consecuencia de la dinámica de la misión. Lo que hace caer las estructuras caducas, lo que lleva a cambiar los corazones de los cristianos, es precisamente la misionariedad.
 

El funcionalismo indeseado en la Iglesia

La concepción funcionalista no tolera el misterio, va a la eficacia. Reduce la realidad de la Iglesia a la estructura de una ONG. Lo que vale es el resultado constatable y las estadísticas. De aquí se va a todas las modalidades empresariales de Iglesia. Constituye una suerte de “teología de la prosperidad” en lo organizativo de la pastoral.

 

El clericalismo es inmadurez

En la mayoría de los casos, se trata de una complicidad pecadora: el cura clericaliza y el laico le pide por favor que lo clericalice, porque en el fondo le resulta más cómodo. El fenómeno del clericalismo explica, en gran parte, la falta de adultez y de cristiana libertad en parte del laicado latinoamericano. (…) La propuesta de los grupos bíblicos, de las comunidades eclesiales de base y de los Consejos pastorales va en la línea de superación del clericalismo y de un crecimiento de la responsabilidad laical.

 

¡Hoy es el día para un encuentro con el Señor!

Dios es real y se manifiesta en el "hoy”. Hacia el pasado su presencia se nos da como “memoria” de la gesta de salvación, sea en su pueblo sea en cada uno de nosotros; hacia el futuro se nos da como “promesa” y esperanza. En el pasado Dios estuvo y dejó su huella: la memoria nos ayuda a encontrarlo; en el futuro solo es promesa… y no está en los mil y un “futuribles”. El “hoy” es lo más parecido a la eternidad; más aún: el "hoy” es chispa de eternidad. En el “hoy” se juega la vida eterna.
 

N de la R.: Se recogen algunas expresiones realizadas por el Santo Padre durante el Encuentro con el Comité de Coordinación del CELAM, el 28 de julio de 2013 en Brasil.
 

La mujer en la Iglesia
La Iglesia no puede ser ella misma sin la mujer y el papel que esta desempeña. La mujer es imprescindible para la Iglesia. María, una mujer, es más importante que los obispos. Digo esto porque no hay que confundir la función con la dignidad. Es preciso, por tanto, profundizar más en la figura de la mujer en la Iglesia. Hay que trabajar más hasta elaborar una teología profunda de la mujer. Sólo tras haberlo hecho podremos reflexionar mejor sobre su función dentro de la Iglesia. En los lugares donde se toman las decisiones importantes es necesario el genio femenino. Afrontamos hoy este desafío: reflexionar sobre el puesto específico de la mujer incluso allí donde se ejercita la autoridad en los varios ámbitos de la Iglesia.” (De la entrevista realizada por Antonio Spadaro para Civilitá Cattólica, 19/09/2013)

Publicado en la revista Cristo Vive ¡Aleluia! nº190.

ACTUALIDAD ECLESIAL -


"El discipulado misionero es el camino que Dios quiere para este hoy", afirmó Francisco. ¿En qué consiste la misión y el ser discípulo? ¿En qué debemos cambiar como Iglesia? Presentamos algunas reflexiones de su Santidad sobre diversos aspectos de la vida eclesial.
 

La misión

Es necesario generar la conciencia de una Iglesia que se organiza para servir a todos los bautizados y hombres de buena voluntad. El discípulo de Cristo no es una persona aislada en una espiritualidad intimista, sino una persona en comunidad, que se da a los demás. Misión, por tanto, implica pertenencia eclesial.

 

Ser “discípulo periférico”

Me gusta decir que la posición del discípulo misionero no es una posición de centro sino de periferias (…). En el anuncio evangélico, hablar de “periferias existenciales” des-centra, y habitualmente tenemos miedo a salir del centro. El discípulo misionero es un des-centrado: el centro es Jesucristo, que convoca y envía. El discípulo es enviado a las periferias existenciales. El discipulado misionero es vocación: llamado e invitación.
 

Diálogo con el mundo actual

La respuesta a las preguntas existenciales del hombre de hoy, especialmente de las nuevas generaciones, atendiendo a su lenguaje, entraña un cambio fecundo que hay que recorrer con la ayuda del Evangelio, del Magisterio, y de la Doctrina Social de la Iglesia. (…) Dios está en todas partes: hay que saber descubrirlo para poder anunciarlo en el idioma de esa cultura; y cada realidad, cada idioma, tiene un ritmo diverso.

 

Reforma eclesial

La conversión pastoral atañe principalmente a las actitudes y a una reforma de vida. Un cambio de actitudes necesariamente es dinámico: “entra en proceso” y solo se lo puede contener acompañándolo y discerniendo. Es importante tener siempre presente que la brújula, para no perderse en este camino, es la de la identidad católica concebida como pertenencia eclesial y saber por dónde va el mal espíritu para ayudarnos en el discernimiento. (…) El “cambio de estructuras” (de caducas a nuevas) no es fruto de un estudio de organización de la planta funcional eclesiástica, de lo cual resultaría una reorganización estática, sino que es consecuencia de la dinámica de la misión. Lo que hace caer las estructuras caducas, lo que lleva a cambiar los corazones de los cristianos, es precisamente la misionariedad.
 

El funcionalismo indeseado en la Iglesia

La concepción funcionalista no tolera el misterio, va a la eficacia. Reduce la realidad de la Iglesia a la estructura de una ONG. Lo que vale es el resultado constatable y las estadísticas. De aquí se va a todas las modalidades empresariales de Iglesia. Constituye una suerte de “teología de la prosperidad” en lo organizativo de la pastoral.

 

El clericalismo es inmadurez

En la mayoría de los casos, se trata de una complicidad pecadora: el cura clericaliza y el laico le pide por favor que lo clericalice, porque en el fondo le resulta más cómodo. El fenómeno del clericalismo explica, en gran parte, la falta de adultez y de cristiana libertad en parte del laicado latinoamericano. (…) La propuesta de los grupos bíblicos, de las comunidades eclesiales de base y de los Consejos pastorales va en la línea de superación del clericalismo y de un crecimiento de la responsabilidad laical.

 

¡Hoy es el día para un encuentro con el Señor!

Dios es real y se manifiesta en el "hoy”. Hacia el pasado su presencia se nos da como “memoria” de la gesta de salvación, sea en su pueblo sea en cada uno de nosotros; hacia el futuro se nos da como “promesa” y esperanza. En el pasado Dios estuvo y dejó su huella: la memoria nos ayuda a encontrarlo; en el futuro solo es promesa… y no está en los mil y un “futuribles”. El “hoy” es lo más parecido a la eternidad; más aún: el "hoy” es chispa de eternidad. En el “hoy” se juega la vida eterna.
 

N de la R.: Se recogen algunas expresiones realizadas por el Santo Padre durante el Encuentro con el Comité de Coordinación del CELAM, el 28 de julio de 2013 en Brasil.
 

La mujer en la Iglesia
La Iglesia no puede ser ella misma sin la mujer y el papel que esta desempeña. La mujer es imprescindible para la Iglesia. María, una mujer, es más importante que los obispos. Digo esto porque no hay que confundir la función con la dignidad. Es preciso, por tanto, profundizar más en la figura de la mujer en la Iglesia. Hay que trabajar más hasta elaborar una teología profunda de la mujer. Sólo tras haberlo hecho podremos reflexionar mejor sobre su función dentro de la Iglesia. En los lugares donde se toman las decisiones importantes es necesario el genio femenino. Afrontamos hoy este desafío: reflexionar sobre el puesto específico de la mujer incluso allí donde se ejercita la autoridad en los varios ámbitos de la Iglesia.” (De la entrevista realizada por Antonio Spadaro para Civilitá Cattólica, 19/09/2013)

Publicado en la revista Cristo Vive ¡Aleluia! nº190.

"El discipulado misionero es el camino que Dios quiere para hoy".

Francisco
 


Recordaremos este año que culmina, entre otras cosas, por el inicio de un nuevo pontificado, el de un papa de América Latina. Es toda una novedad del Espíritu Santo para la Iglesia y la humanidad, que nos permite constatar la fuerza del impulso recibido en Aparecida y la conciencia de la misión continental. Por eso, en breves párrafos hemos recogido algunas líneas del pensamiento de Francisco que nos ubican en su mirada sobre la realidad eclesial.
 

Transitamos la última etapa del año civil y la primera del litúrgico. Sin duda es una bendición que, al finalizar aquel, Dios salga a nuestro encuentro y nos proponga que nos dispongamos a recibirlo. La llegada al mundo de Jesús, el Hijo de Dios Padre, es la esperanza que nos abre a la vida; una vida nueva gestada en el seno de una Virgen. “En María comienza todo, como desde la nada (…). En Ella, todo vuelve a la dignidad original y se reviste de belleza. Es en la más pequeña y la más grande, la más bella y la más escondida de todas las criaturas, donde el Creador ha hallado cuna y morada” (Un nuevo año…, p. 31).
 

Cristo Vive, ¡Aleluia! se hace eco de tantos testigos que son “morada” del don de Dios en sus vidas: de aquellos que se atreven a escribir y a enviarnos su testimonio. Nuestro objetivo es dar a conocer la Buena Nueva de Dios a los hombres. Esa es la vocación del discípulo. Y en este sentido, su Santidad nos dice: “El discipulado misionero es el camino que Dios quiere para hoy”. Un discipulado comprometido con la historia y decidido a construir un mundo nuevo con el anuncio del Evangelio, el testimonio de la vida y la denuncia del mal en todas sus formas. Ese es el camino que nos marca Francisco y eso es lo que intentamos trasmitir a través de estas páginas, porque “nosotros no podemos callar lo que hemos visto y oído” (Hech 4, 20).
 

Este es el tiempo propicio para prepararnos a recibir al Salvador y para convertirnos en verdadera “morada” donde habite el Señor. Que nuestro corazón, nuestras familias, los hogares y trabajos, así como todos los lugares y ámbitos de acción sean sitios oportunos en donde Jesús hoy pueda nacer, pues “el hoy –dice Francisco– es lo más parecido a la eternidad; más aún: el hoy es chispa de eternidad. En el hoy se juega la vida eterna”.
 

Laura di Palma






CRISTO VIVE 190

SUMARIO

 

ACTUALIDAD ECLESIAL
¿Qué piensa el nuevo Papa? – Eq. de Redacción

Francisco y los Movimientos

 

ENSEÑANZA APOSTÓLICA

La santidad es un don – Benedicto XVI
 

REFLEXIÓN

Bajar de un hondazo – V. E. Zapata

¿Dónde estaban los abuelos de Jesús? – Zenit

 

MEDITACIÓN

Ser sencillos, humildes y puros de corazón – S. Francisco de Asís

El "limpiaparabrisas" de mi interior – S. Orozco

 

ENTREVISTA

Nuestro vínculo con la tecnología – Eq. de Redacción

 

NOTA

La corrupción mata – O. Palazzo

El acoso sexual por Internet – M. Á. Palacio de Arato y C. Vezza

 

TESTIMONIOS

Jesús, ¿también juega al rugby? – M. Larrahona

Cambios positivos – S. Scarlato y M. Zalazar

Un nuevo embarazo – A. Velo

Orar juntos – Naty y Jony

Vivir en libertad – V. Munighini

Una escuela de gracia – Lourdes A. R.

 

CIVILIZACIÓN NUEVA

Ideas para un mundo nuevo – D. Miechtri

 

ECOS DEL CURSILLO

"Te confío mi familia" – E. Alonso

 

MARÍA EN EL MUNDO

Un nuevo año está por llegar – Stef. Consoli

 

ORACIÓN

La Noche – H. Litúrgico


El día 23 de Julio comenzó la Jornada Mundial de la Juventud, evento que reúne a alrededor de 2 millones de jóvenes de todas partes del mundo en la ciudad de Río de Janeiro. Bajo el lema "Vayan y hagan discípulos entre todas las naciones" (Mt 28, 19), se realizarán actividades de encuentro y oración, recitales, celebraciones eucarísticas, etc.
 

El lunes 22 el Papa Francisco arribó a la ciudad para acompañar a los jóvenes en esta jornada. En su primer discurso dijo a los jóvenes: "Pido permiso para entrar y pasar esta semana con ustedes. No tengo oro ni plata, pero traigo conmigo lo más valioso que se me ha dado: Jesucristo". Entre sus actividades el Papa asistirá al santuario de Aparecida,  visitará una Favela, hospitales y cárceles, y participará de la vigilia de oración del sábado 27.
 

La Jornada se llevará a cabo hasta el día 28 de Abril. Participarán del encuentro miembros del Movimiento de la Palabra de Dios de diferentes diócesis de la Argentina, Uruguay, Paraguay, Perú y Ecuador.

Con motivo de la fiesta de Pentecostés, el Papa Francisco se reunirá con los Movimientos y las nuevas comunidades en la Plaza San Pedro el sábado 18 de mayo. El P. Ricardo, el P. Marcelo Gil, la hermana Mercedes Guinle y Cecilia Di Fonzo participarán del encuentro.
 

Con motivo de esa ocasión, también visitarán la parroquia donde se realiza el PCC en la ciudad de Murcia y tendrán un encuentro con el obispo del lugar. ¡Pedimos al Espíritu Santo que bendiga todos los encuentros!

El día 13 de Marzo a las 19:06 (hora Vaticano) la tercer fumata sorprendió al mundo con humo blanco. Una hora más tarde el protodiácono Tauran anunció desde el balcón del Varicano el esperado "Habemus Papam". El cardenal Jorge Mario Bergoglio (arzobispo de Buenos Aires) fue elegido Papa asumiendo el nombre de Francisco.
 

El nuevo Pontífice saludó a los fieles de la plaza y a todo el mundo. En una de sus primeras expresiones pidió realizar una oración por su antecesor Benedicto XVI, rezando todos juntos el Padre Nuestro, el Ave María y el Gloria. Y antes de dar la bendición Urbi et Orbi, pidió a los fieles que recen por él. Algunas de sus palabras fueron: "Y ahora, comenzamos este camino: obispo y pueblo. Este camino de la Iglesia de Roma, que es la que preside en la caridad todas las iglesias. Un camino de hermandad, de amor, de confianza entre nosotros. Pidamos siempre por nosotros: los unos por los otros. Recemos por todo el mundo, para que haya una gran hermandad".
 

Con gran alegría celebramos al primer papa Argentino, latinoamericano y jesuita, y ofrecemos nuestras oraciones por él.
 

A continuación les dejamos el video de la celebración de la Eucaristía en la Catedral de Buenos Aires, luego de la elección.

En los pasados fines de semana se realizaron diferentes retiros para preparar el comienzo de la actividad pastoral en el Movimiento de la Palabra de Dios: retiros de coordinadores de grupos, de catequistas del Proceso Comunitario para la Confirmación (PCC) y de servicios. Centenares de hermanos, en diversas ciudades, que cada año los realizan buscan ofrecerle al Señor su disponibilidad y prepararse espiritualmente para llevar adelante su servicio durante el año.
 

En la Argentina, Paraguay y Uruguay, en el mes de marzo, tienen lugar las jornadas iniciales en cada centro pastoral. Con ellas comienza el proceso anual de los diferentes grupos.
 

El mes de marzo también será la ocasión de la realización de los preparativos para Retiros de Pascua que el Movimiento ofrece a la Iglesia y la sociedad desde hace casi cuatro décadas. Esta fiesta, que se reconoce como fundacional para la Obra, será la Pascua número cuarenta. En el año 2012 se realizaron 66 retiros en los que participaron 9540 personas.

Una noticia que conmocionó al mundo fue la renuncia de su Santidad. El 11 de febrero el Papa expresó: “Después de haber examinado repetidamente mi conciencia delante de Dios, he llegado a la certeza de que mis fuerzas, por la edad avanzada, no son ya las necesarias para ejercer de modo adecuado el ministerio petrino (...) debo reconocer mi incapacidad para administrar bien el ministerio a mí confiado. Por esto, buen sabedor de la gravedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma…” ¡Que el Espíritu Santo consuele el corazón del Santo Padre y conduzca la Barca de la Iglesia en el camino de la evangelización y la santidad!

Durante toda la primer quincena de Enero miembros del Movimiento de la Palabra de Dios realizaron convivencias de verano en la provincia de Buenos Aires y en Córdoba. En las mismas participaron hermanos de diferentes lugares de Argentina, Paraguay y Uruguay. ¡Oremos por los frutos de todas las gracias recibidas!
 

Por otra parte les comunicamos que la Editorial de la Palabra de Dios permanecerá cerrada del 16 al 31 de Enero por el periodo de vacaciones, para reabrir sus puertas el 1 de Febrero en su horario habitual de 10 a 18hs.

«InicioPrev12345678910PróximoFin»
Pág. 9 de 11