Editorial de la Palabra de Dios

Defender la vida en la misión

José reavivó su servicio pastoral a pesar de la pandemia.

En el 2019 fui invitado a colaborar en la diócesis de San Francisco de la provincia de Córdoba, Argentina, con la obra de Proyecto Raquel*, el cual forma parte del servicio eclesial de Grávida. Acepté la propuesta, pues la tomé como una invitación del Señor ante mi inquietud acerca de cómo desplegar mi servicio pastoral y, a la vez, involucrarme más en la defensa de la vida desde la concepción.

Preguntándole a Jesús de qué manera quería que participara, comencé a asistir a jornadas con varias personas que forman parte de esta misión; con ellas conformamos el grupo de trabajo.

A raíz de la pandemia que atravesamos, las reuniones comenzaron a hacerse muy espaciadas y noté un “enfriamiento” en el grupo. En ese momento sentí que Dios me invitaba a realizar allí una actividad distinta: juntarnos a leer un pasaje del Evangelio, comentar lo que nos llamara la atención y cerrar el encuentro con un momento de oración. La propuesta fue bien recibida y en septiembre hicimos el primer encuentro virtual, con el objetivo de acercarnos al Señor y revitalizar el servicio. Fue tan edificante y gozosa la experiencia que todos acordamos repetirla… ¡y hasta concretamos una segunda reunión!

En ambas oportunidades, el paso de Dios fue emocionante: mis compañeras compartieron sus experiencias de paz y de alegría por la novedad del encuentro con Jesús en su Palabra, y expresaron que aun en la distancia habían sentido la presencia del Espíritu Santo. Después de eso, no quisieron dejar de tener estos encuentros: aunque rezaran personalmente, aunque fueran a misa, aunque estuvieran cansadas, no querían prescindir de este espacio. Al final, estas reuniones, con dinámicas que en el Movimiento llamamos “encuentros en la Palabra”, revitalizaron no solo el servicio, sino que también hicieron que nos sintiéramos como una comunidad.

Cuando recibí sus testimonios, sentí la confirmación del Señor en esta invitación a hacernos “pan” para otros desde el propio carisma. Entonces, recordé las expresiones del Papa Francisco en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium n° 130: “Un signo claro de la autenticidad de un carisma es su eclesialidad, su capacidad para integrarse armónicamente en la vida del santo Pueblo fiel de Dios para el bien de todos”.

¡Gloria al Espíritu Santo, que nos llama a la comunión y a un nuevo impulso evangelizador dentro y fuera de la Iglesia!

José María Bazán*
Zona de misión Rafaela
Prov. de Santa Fe

*José es abogado y, junto a su esposa, Verónica, es parte del equipo pastoral general de la zona de misión de Rafaela.

N. de la R.: El proyecto Raquel proporciona acompañamiento a mujeres que han decidido abortar. Pertenece al servicio de Grávida, que defiende la vida del niño por nacer y ofrece orientación a mujeres embarazadas (ver el artículo “Proyectos Esperanza y Raquel” en Cristo Vive, ¡Aleluya! N° 213, 2018).

Cristo Vive, Aleluia! Nº 226 (mar-abr 2021)

Categorías

Dejanos tu comentario

Su dirección de email no será publicada.

Lista de Deseos 0