Agua segura para la humanidad

Un  recurso  natural  indispensable  para  nuestra  subsistencia.

5 de junio: Día mundial del Medio Ambiente

Si bien es vital para nuestra salud y desarrollo, la realidad nos muestra que el agua es uno de los parámetros que manifiestan la creciente desigualdad en el mundo.

En el 2020, según las últimas estimaciones de las Naciones Unidas, 2000 millones de personas seguían sin tener acceso a agua potable en su domicilio, 771 millones tardaban por lo menos treinta minutos en llegar a ella, y más de 100 millones de personas en el mundo bebían agua no tratada y de mala calidad1.

En Argentina, solo cuatro de cada diez personas, vive en ciudades con agua segura y apta para consumo. Estos datos, lamentablemente, indican también el origen de enfermedades infecciosas, muertes prematuras en niños de cero a cinco años, deshidratación, escasez de alimentos, entre muchas otras dificultades.

A la vez, el agua parece inagotable; la encontramos en ríos, lagos y lagunas, en los mares. Sin embargo, el recurso es escaso y limitado. Solo el 0,7% del agua natural es potable y la crisis global ambiental en la que estamos inmersos hace que la contaminemos, derrochemos y usemos con una intensidad que no permite que se repongan las fuentes de agua potable del planeta.

Al respecto, el Papa Francisco nos exhorta a terminar con este derroche: “Conocemos bien la imposibilidad de sostener el actual nivel de consumo de los países más desarrollados y de los sectores más ricos de las sociedades, donde el hábito de gastar y tirar alcanza niveles inauditos. Ya se han rebasado ciertos límites máximos de explotación del planeta, sin que hayamos resuelto el problema de la pobreza” (Lautado si’, 27).

Esta situación de escases en el suministro de agua se ha identificado como el cuarto mayor riesgo para la sociedad durante la próxima década2.  

Proyectos esperanzadores

Frente a este panorama, en los últimos años hemos tenido varias iniciativas tendientes a generar soluciones para el acceso al agua segura y para mejorar el aprovechamiento. Veamos algunas de ellas que suceden en Argentina.

Filtros que dan vida

“Hemos desarrollado un tipo de filtro cerámico para descontaminar aguas, de modo sencillo pero eficaz. No lo fabricamos ni vendemos, pero enseñamos a hacerlo”, afirman desde el Instituto de Ceramología Condorhuasi de la Ciudad de Buenos Aires. Se trata de una creación que el ceramista y poeta Jorge Fernández Chiti puso en dominio público gratuito para que cualquier persona pueda realizarlo.

Colastiné Sur es el barrio más antiguo de la capital de la provincia de Santa Fe, emplazado a la vera del río. Este río provee agua a la planta potabilizadora que abastece a toda la ciudad que no tiene red de agua potable. Muchas personas compraban el agua embotellada para consumo, pero como no todos podían hacerlo terminaban bebiendo la de los tanques contaminados. 

A partir de 2012 se inició un trabajo muy lento, para que la gente pudiera sumarse a la iniciativa de fabricar los filtros y usarlos en sus hogares. Es como hacer, en pequeña escala, el proceso de potabilización de una planta grande. 

Protagonistas del cambio

En la escuela de Paraje Pampa Grande, Chaco, la Fundación Aguas desarrolla programas de capacitación en prácticas sustentables y usos del agua. Así crearon la “Liga de Defensores del agua” formada por niñas, niños, docentes, madres y padres que se convierten en voceros y activistas de una importante misión: el cuidado y calidad del agua.

Mirar el futuro

Necesitamos empeñarnos en favorecer el trabajo para cuidar el agua desde dos ejes primordiales:

Asumir políticas y gestiones públicas y privadas, articuladas entre sí en los distintos ámbitos: locales, regionales y nacionales. Esto significa partir de la búsqueda del diálogo y la transparencia de todos los actores para poder llegar a acuerdos sobre la gestión de los ecosistemas.

Concientizar en la responsabilidad personal. Se necesita reflexionar sobre la cantidad de agua que se requiere para mantener nuestro estilo de vida y qué acciones tomar para gestionar su uso. ¿Qué cantidad de agua utilizo para poder hoy alimentarme, vestirme, etc?

El agua es un recurso vital escaso y se debe proteger. Resulta fundamental para la seguridad alimentaria, la biodiversidad, la salud e incluso la paz.

Equipo de Redacción

1. United Nation-Un-Water. 2021. Summary Progress Update: Water and sanitation for all.

2. Informe riesgos global – Foro Económico Mundial, 2019.

Publicado en Revista Cristo Vive ¡Aleluia! – Junio 2022

Te puede interesar...
San José, hombre justo y obediente.

En medio de la adversidad generalizada en la que vivimos, tenemos la alegría de llegar una vez más a nuestros lectores. Si bien el desconcierto marcó el transcurso del año, […]

Lemas de Pascua 1974-2022 —- Movimiento de la Palabra de Dios

1974 Pascua 1: “Jesús me da su libertad”(Canto) 1975Pascua 2: “Alabaré a mi Señor” (Canto) 1976 Pascua 3: “Verdaderamente Jesús ha resucitado”(Lc 24,34) 1977 Pascua 4: “Reunidos en un Pueblo surgido de la […]

Por más igualdad

Ana y su equipo de trabajo apostaron a crear un espacio virtual orientado exclusivamente a personas con discapacidad. Siempre me llamó la atención cómo en la Palabra aparecen tantas personas […]

La murmuración y la envidia

Dos peligros en medio de una comunidad. En una homilía dirigida al cuerpo de la gendarmería vaticana, el Papa decía: “Sean ‘guardianes’ de nuestro pueblo, de nuestras comunidades. Las murmuraciones […]

“Tú has rescatado a todos los hombres para Dios”.

Dios se involucró en la salvación de la humanidad hasta entregar a su Hijo Único “para que tuviéramos vida por medio de Él” (1Jn 4,9). Esta es la obra sacerdotal […]

Vivir impulsados por el Espíritu

Podés descargar este artículo aquí -> Vivir impulsados por el Espíritu

¿Quién quiere ser misionero?

Esta fue la pregunta que movió el “sí” del Padre José María Aguirre a sus once años y que hoy, a los setenta, volvió a responder en su partida repentina […]

La fecundidad de la cruz

Un matrimonio confió en la promesa de Dios: ellos creyeron que serían padres aunque nada indicaba que eso fuera posible. Mi nombre es Silvia, tengo 43 años, soy psicóloga y […]

Visitanos
24 de Noviembre 1212 (CABA)

Llamanos
+54 11 4931 8388

WhatsApp
+54 9 11 6660 8269

Escribinos
[email protected]

Donaciones
tu aporte sostiene
nuestra misión