Construir un vínculo sólido

Dos personas pueden sentirse llamadas al matrimonio por una tendencia natural que los une, pero eso no es todo para asumir un compromiso definitivo.

En la cultura actual, ya no podemos suponer de antemano y en un modo generalizado que las parejas comienzan su relación con una experiencia definida, sabiendo qué es amar, para lanzarse a la vida matrimonial. Tampoco que esta experiencia vital la tienen internalizada, hasta en su sexualidad, para querer concebir a un hijo desde una entrega generosa, en la que se priorice la concepción de un nuevo ser, con la seguridad de querer asumir una maternidad y paternidad de manera responsable.

Lo que antes dábamos por supuesto y evidente como lo mejor y óptimo porque reflejaba un valor, hoy no todos lo pueden comprender. Además, se presentan nuevas vivencias que pretenden desplazar este derecho natural de todo ser humano al ser concebido.

¿No corremos el riesgo que se diluya el sentido de la vocaciónque supone un llamado al estado de vida matrimonial y familiar?

Es necesario ver cómo cada persona se vincula consigo mismo para ser consecuente con el llamado vocacional que tiene y la identidad que necesita completar. El Padre Ricardo, en su libro La Entrega del Amor. La libertad de la opción, nos da luz para analizar que, en un llamado, hay que diferenciar la tendencia natural de la persona, de aquello a lo que realmente es llamado.

Para llegar verdaderamente a la experiencia de amar, se pueden confundir las intenciones si uno no va más allá de la atracción que el otro le genera, que tiende más a una idealización del vínculo y a evitar buscar profundamente con disposición y discernimiento la voluntad de Dios.

Dos personas pueden sentirse llamadas por una tendencia que los une, pero eso no es todo: es necesario descubrir el contenido de la elección de ese vínculo para hacerlo veraz y sólido.

Desde esta diferenciación uno podrá hacer opciones más claras a la hora de saber si quiere construir vínculos desde una dimensión solamente natural o si quiere hacer opciones definitivas que le llevan a un estado de vida.

Muchas veces podemos experimentar el temor a un compromiso por las consecuencias que implica algo definitivo, pero esto no lo decidimos solamente desde nuestras fuerzas humanas, sino que lo descubrimos porque es Dios quien hace nacer nuestra decisión desde lo más profundo de nuestro ser para encauzarnos a nuestra auténtica felicidad humana.

Cada uno de nosotros fue creado por el Padre para asumir su vocación y misión dentro del llamado específico que nos ha hecho a la vida. Esto implica una dignidad que cada uno decide reconocer y asumir desde opciones personales que le permiten concretar su verdadero llamado a la plenitud humana.

P. Adrián Caruso, MPD

N. de la R.: Este artículo es la continuidad de la reflexión “Construir los vínculos familiares”,  publicada en Cristo Vive, ¡Aleluia!, núm. 197, pp. 12-13.

Publicado en Revista Cristo Vive ¡Aleluia! Nº 198 (JUL-AGO 2015)

Te puede interesar...
“El Espíritu Santo se derrama en tu vida como un manantial”.

“¡Vive Cristo!”proclamó su Santidad en la última exhortación apostólica postsinodal. Por eso, como pastor universal de la Iglesia de Cristo, Francisco nos exhorta a Pasar de la desolación a la […]

Jornadas de Pascua online

¡No hay pandemia que detenga el caudal de gracia que tiene la fe del Pueblo de Dios que se reúne en su Nombre! Nada detiene el anuncio de la Buena […]

La fecundidad de la cruz

Un matrimonio confió en la promesa de Dios: ellos creyeron que serían padres aunque nada indicaba que eso fuera posible. Mi nombre es Silvia, tengo 43 años, soy psicóloga y […]

“Nosotros somos colaboradores de Dios” (1Cor 3,9)

Con esta publicación de Cristo Vive, ¡Aleluia! nos lanzamos exclusivamente hacia la edición digital de la revista. “En medio de muchas dificultades, con la alegría que da el Espíritu Santo” […]

¿Qué es el cuerpo humano?

Sus características trascienden los meros atributos que la sociedad le otorga. El ser humano vive expresándose por medio de su cuerpo. Por la calle los hombres caminan, hablan y se […]

Un espacio distinto con compañeros de trabajo

TESTIMONIO.- Durante un fin de semana, todo el personal dejó la ciudad para realizar un retiro espiritual y encontrarse con Dios. El Colegio San José de la provincia de Córdoba, […]

Contemplación de la cruz

MEDITACIÓN.- Sus pies que hicieron santo el suelo que pisaron, sus pies que abrieron caminos, que hicieron fértiles los desiertos, que guiaron a multitudes. Los pies que caminaron con los […]

Ser creíbles en la escuela

El novedoso sistema que se implementó para mejorar la convivencia entre los alumnos superó las expectativas de la comunidad educativa.  A principios de diciembre de 2013, en la provincia de […]

Visitanos
24 de Noviembre 1212 (CABA)

Llamanos
+54 11 4931 8388

WhatsApp
+54 9 11 6660 8269

Escribinos
[email protected]

Donaciones
tu aporte sostiene
nuestra misión