Jornadas de Pascua online

¡No hay pandemia que detenga el caudal de gracia que tiene la fe del Pueblo de Dios que se reúne en su Nombre!

Nada detiene el anuncio de la Buena Noticia ni el amor que corre entre los discípulos de Jesús. Una vez más, el Movimiento de la Palabra de Dios llevó adelante las Jornadas de Pascua, que anualmente tienen una gran convocatoria. ¡En esta oportunidad, no hubo “cuarentena” que detuviera su realización!

Se trata de la celebración pascual que el Movimiento reconoce como su fiesta fundacional desde el año 1974, cuando 80 jóvenes en Buenos Aires se reunieron durante el jueves, viernes y sábado de Semana Santa. Desde entonces, se celebran ininterrumpidamente. El año 2020 tuvo la particularidad que las Jornadas se realizaron desde los hogares de distintas partes del mundo a través de Internet y las redes sociales. De esta forma novedosa, los participantes se congregaron bajo el lema “La presencia de Dios entregado, en la eternidad de su amor” como eje de las meditaciones cotidianas.

Durante esos días, la “creatividad virtual” y las capacidades de conectividad fueron una gran combinación. Hubo dinámicas de animación en vivo y distintas propuestas para que el anuncio de la Palabra de Dios llegara a todos. Los canales de YouTube, las páginas de Facebook y otras plataformas digitales fueron los espacios virtuales que facilitaron la participación de jóvenes, adultos y niños. “La vida religiosa digital como recurso nos exige asumirla como una realidad con sus dinamismos y lenguajes propios. No se trata de hacer lo mismo pero frente a un teléfono celular o una tablet. Es un espacio más para repensar y reaprender” expresó el obispo de San Justo, Monseñor Eduardo García (AICA, 25-04-2020).

La riqueza del compartir fraterno, propio de este carisma eclesial, se manifestó durante las reuniones comunitarias, las oraciones y las celebraciones que fueron compartidas virtualmente. Por su parte, los niños tuvieron su Pascua a través de cantos, juegos, actividades de cocina y vida familiar. ¡La novedosa y asombrosamente participada “Pascua virtual 2020” convocó a familias enteras!

El despliegue de servicios que hubo para disponer todo lo necesario para la realización del retiro fue asombroso: hubo quienes se encargaron de la recepción y de la inscripción, de la música y las canciones, de organizar y llevar adelante la gran cantidad de dinámicas para niños, de las liturgias, entre otras actividades, con el fin de que nadie se quedara sin recibir la gracia espiritual del anuncio de la Palabra de Dios, viva y eficaz. Todo esto fue posible gracias a la tarea de los “ciberhermanos” encargados del servicio técnico, que estuvieron detrás de todo lo que “no se vio”.

El fundador del Movimiento, el Padre Ricardo, y otros sacerdotes nazarenos y párrocos amigos, acompañaron la celebración de las liturgias pascuales desde donde están realizando la cuarentena obligatoria, también de modo virtual y en vivo. La transmisión del Domingo de Pascua se realizó a través del sitio que la Editorial de la Palabra de Dios tiene en Facebook y alcanzó a cerca de 12.600 personas. 

Durante los encuentros de cada Jornada de Pascua, hubo participantes de Argentina, Paraguay, Uruguay, Perú, Ecuador, Brasil, Bolivia y Estados Unidos. También, de más lejos: Italia, Inglaterra, Nueva Zelanda y España.

La circunstancia de la pandemia y la cuarentena obligatoria fue una oportunidad para que la tecnología estuviera al servicio del Reino de Dios. De esta forma, cada hogar se transformó en una “Iglesia doméstica”. “Las muchas maneras de encuentros religiosos en las redes sociales y los medios de comunicación como la televisión y la radio han obrado como ‘antiparalizantes’ ante la pandemia y la ‘fiesta grande’ que representa
en los fieles la Semana Santa”, afirmó Mons. García.

Hay mucho más para compartir… Todavía en las redes sociales aparecen fotografías y comentarios sobre lo sucedido. Por su parte, la Editorial de la Palabra de Dios acompañó el desarrollo de las Jornadas con el don de sus publicaciones, especialmente con los testimonios de la revista Cristo Vive, ¡Aleluia! que una y otra vez transmite la gracia de Dios que obra con poder en aquellos que creen.

Laura Di Palma

Te puede interesar...
Semillas italianas

Un matrimonio argentino llevó la propuesta del Proceso Comunitario para la Confirmación (PCC)* a la parroquia San Tommaso da Villanova en Castel Gandolfo, a dieciocho kilómetros de Roma.  Queremos compartir […]

¿Cuál es el poder de las imágenes?

Carteles, pantallas y múltiples objetos diseñados para agradar nos alejan a veces de lo valioso y verdadero, aunque puedan ser un medio para comunicarlo. Desde siempre, las imágenes producen un […]

“Mas allá de nuestras diferencias, somos todos hijos de Dios”.

Esta frase corresponde a uno de los últimos tuits del Papa que nos alienta a vivir la “cultura del encuentro”. Sin duda, este es un desafío que abarca todas las […]

Consumos desmedidos y desiguales

La contaminación ambiental y la distribución arbitraria de los alimentos son dos de los grandes desafíos que enfrenta la humanidad.  La situación de emergencia planetaria que provocó la transmisión del […]

“Compartir la Palabra nos va convirtiendo en comunidades santas y misioneras”. Francisco (Cf. Gaudete et Exsultate, 142)

EDITORIAL.- Hace más de 2000 años nació la Iglesia con la venida del Espíritu Santo sobre la primera comunidad cristiana. Pasaron los siglos y cabe la pregunta: ¿en dónde radica […]

Lámparas comunitarias

Podés descargar este artículo aquí -> Lámparas comunitarias

“Todo lo que lleva la ‘firma’ de Dios está destinado a perdurar”. Francisco

Aún permanece en muchos de nosotros la imagen de una plaza San Pedro vacía. Allí, su Santidad se puso de pie frente al mundo para orar e impartir de forma […]

Emergencia planetaria

La naturaleza está al borde de la catástrofe. Tres cuartas partes del medio ambiente y aproximadamente el 66% del mar han sido gravemente alterados por la acción humana. Un reciente […]

Visitanos
24 de Noviembre 1212 (CABA)

Llamanos
+54 11 4931 8388

Escribinos
editorial@cristovive.org.ar

Donaciones
tu aporte sostiene
nuestra misión