Los abuelos de Jesús

Joaquín y Ana enseñan a vivir la fe en el hogar.

Ya que estaba determinado que la Virgen Madre de Dios nacería de Ana, la naturaleza no se atrevió a adelantarse al germen de la gracia, sino que esperó a dar su fruto hasta que la gracia hubo dado el suyo. Convenía, en efecto, que naciese como primogénita aquella de la que nacería el primogénito de toda la Creación, en el cual todo se mantiene.

¡Oh, bienaventurados esposos Joaquín y Ana! Toda la Creación está obligada con ustedes, ya que por medio suyo ofreció al Creador el más excelente de todos los dones, a saber, aquella madre casta, la única digna de Él.

Alégrate, Ana, la estéril, que no dabas a luz; rompe a cantar de júbilo, la que no tenía dolores. Salta de gozo, Joaquín, porque de tu hija un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado, y será llamado “Ángel del gran designio” de la salvación universal, “Dios poderoso”. Este niño es Dios.

¡Oh, bienaventurados esposos Joaquín y Ana, totalmente inmaculados! Son conocidos por el fruto de su vientre, tal como dice el Señor: “Por sus frutos los conocerán”. Ustedes se esforzaron en vivir siempre de una manera agradable a Dios y digna de aquella que tuvo en ustedes su origen. Con su conducta casta y santa, ofrecieron al mundo la joya de la virginidad, aquella que había de permanecer virgen antes del parto, en el parto y después del parto; aquella que, de un modo único y excepcional, cultivaría siempre la virginidad en su mente, en su alma y en su cuerpo.

¡Oh, castísimos esposos Joaquín y Ana! Ustedes, que guardan la castidad prescrita por la ley natural, consiguen, por la gracia de Dios, un fruto superior a la ley natural, ya que engendraron para el mundo a la que fue madre de Dios sin conocer varón. Ustedes, que se comportaron en sus relaciones humanas de un modo piadoso y santo, engendraron una hija superior a los ángeles, que es ahora la reina de los ángeles.

¡Oh, bellísima niña, sumamente amable! ¡Oh, hija de Adán y madre de Dios! ¡Bienaventuradas las entrañas y el vientre de los que saliste! ¡Bienaventurados los brazos que te llevaron, los labios que tuvieron el privilegio de besarte castamente, es decir, únicamente los de tus padres, para que siempre y en todo guardaras intacta tu virginidad!

San Juan Damasceno, obispo

Fuente: Disertación 6, “Sobre la Natividad de la Virgen María”.

Publicado en la Revista Cristo Vive ¡Aleluia! Nº 210 (NOV 2017)

Te puede interesar...
María abrió el camino “al gran acontecimiento” que involucró a Dios en el mundo. Francisco

Tanto amó Dios al mundo que nada quedó fuera de su plan (Cf. Ef 1,3-14); incluso al elegir a una joven llamada María para ser parte de su hermoso designio: […]

“Yo soy la Inmaculada concepción”

A partir de una revelación privada, el Padre Ricardo, comparte su vivencia sobre cómo se formuló en él, la intuición de la Palabra de Dios como espiritualidad bíblica. María no […]

La alegría de la vida y la tristeza de la muerte

¿De dónde sale la vida?, ¿de dónde viene y a dónde va?  Al hablar de la vida humana, la fe puede ayudarnos a responder una serie de preguntas porque la […]

Abrazo de luz y amor

Podés descargar este artículo aquí -> Abrazo de luz y amor Publicado en Cristo Vive ¡Aleluia! Nº212 (MAY-JUN 2018)

El “limpiaparabrisas” de mi interior

Así como no podemos transitar con los vidrios de nuestro vehículo empapados por la lluvia, no podemos avanzar hacia la santidad si no superamos las dificultades que nos ponen la tentación y […]

Semillas italianas

Un matrimonio argentino llevó la propuesta del Proceso Comunitario para la Confirmación (PCC)* a la parroquia San Tommaso da Villanova en Castel Gandolfo, a dieciocho kilómetros de Roma.  Queremos compartir […]

La esperanza no defrauda

El Adviento renueva la fe y la cercanía con el Niño Dios. El camino de la vida¡El optimismo defrauda, la esperanza no! A veces nos sentimos perdidos ante el mal […]

¿Quién quiere ser misionero?

Esta fue la pregunta que movió el “sí” del Padre José María Aguirre a sus once años y que hoy, a los setenta, volvió a responder en su partida repentina […]

Visitanos
24 de Noviembre 1212 (CABA)

Llamanos
+54 11 4931 8388

WhatsApp
+54 9 11 6660 8269

Escribinos
[email protected]

Donaciones
tu aporte sostiene
nuestra misión