El compromiso ciudadano

A la hora de emitir un voto político, como cristianos, es oportuno considerar algunas premisas y tener en cuenta que “las condiciones para establecer una paz verdadera son la restauración de la justicia, la reconciliación y el perdón”.*

1 La fe nos exige crecer en nuestro compromiso ciudadano. Salir del individualismo y el relativismo que distorsionan la concepción de la vida humana y de la convivencia.

2 Descubrir nuestra vocación por el bien común y pasar de ser “habitantes a ciudadanos”, corresponsables de la vida social y política, a lo que nos ayuda el conocimiento y la aplicación de la Doctrina Social de la Iglesia.

3 Hacer un examen de nuestro comportamiento social y analizar cómo es el cumplimiento de nuestros deberes y la exigencia de nuestros derechos, sea como simples ciudadanos, sea como autoridades llamadas a ejercer la función para la que son elegidas.

4 Conocer las propuestas de los partidos y ejercer con libertad el voto. A quien se postula, le toca definir claramente su programa de acción política, y el que emite el voto, debe informarse debidamente de la probidad de los candidatos y de la dimensión ética de sus propuestas.

5 La trascendencia del acto eleccionario exige una gran transparencia que lo aleje de prácticas demagógicas y presiones indebidas, como el clientelismo y la dádiva, que desvirtúan su profundo significado y degradan la cultura cívica. Por otra parte, es obligación del ciudadano controlar la gestión del gobernante.

6 Dejar a un lado la fragmentación y los enfrentamientos, que se manifiestan en la impunidad, en desencuentros y resentimientos.

7 Considerar que la vida es un don de Dios y el primero de los derechos humanos que debemos respetar y preservar desde el momento de la concepción hasta su fin natural; la familia es la célula básica de la sociedad y la primera responsable de la educación de los hijos.

8 Buscar el bien común por sobre los bienes particulares y sectoriales; priorizar medidas que garanticen y aceleren la inclusión de todos los ciudadanos. 

9 Toda gestión social, política y económica debe estar orientada al logro de una mayor equidad, tanto en bienes espirituales, culturales y materiales; promover la participación de todos.

10 Una sociedad crece cuando madura en su capacidad de diálogo y en su habilidad para gestar consensos que se traduzcan en políticas de Estado, que orienten hacia un proyecto común de Nación.

Conferencia Episcopal Argentina

Publicado en Revista Cristo Vive ¡Aleluia! Nº229 (SEP-OCT 2021)

Te puede interesar...
La fe y la pandemia

Con María se puede atravesar el temor la incertidumbre o la tristeza que provoca la enfermedad. Como a muchos de ustedes, desde muy pequeño mi madre y mi abuela me llevaban […]

Hacer una opción por la verdad

Decirle a quien está cerca del momento de la partida a la Casa de Dios Padre la verdad sobre el diagnóstico y el pronóstico, plantea un problema de comunicación. La […]

Defender la vida en la misión

José reavivó su servicio pastoral a pesar de la pandemia. En el 2019 fui invitado a colaborar en la diócesis de San Francisco de la provincia de Córdoba, Argentina, con […]

Transformar el temor en confianza

El miedo muchas veces es necesario para preservar la vida; sin embargo, también puede paralizarnos. No  teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma” (Mt […]

¿Y ahora qué?

La voluntad de Dios para nuestra vida no es un mapa oculto que tenemos que descubrir, sino uno por trazar, afirma la autora de “Caminos de vocación y misión”*. Lucas […]

Una fuerza poderosa

Cuando nos toca atravesar tiempos de desolación y tristeza, hay un poder que solo proviene de Dios. En medio de la angustiaLa desolación espiritual nos sucede a todos. Puede ser […]

«La tumba vacía desconcierta a los incrédulos».

En un mundo en el que los sucesos sociales y ambientales parecen hablar de muerte, “celebrar la Pascua es volver a creer que Dios irrumpe en la historia”, afirma Francisco […]

Un Apóstol mariano

Son inimaginables los frutos que puede dar una vida ofrecida en generosidad para la evangelización del mundo. En 1944, un joven era ordenado sacerdote mientras el templo donde se realizaba […]

Visitanos
24 de Noviembre 1212 (CABA)

Llamanos
+54 11 4931 8388

Escribinos
[email protected]

Donaciones
tu aporte sostiene
nuestra misión