Hacer de la vida una misión

La segunda semana de enero, hermanos y hermanas del Litoral Argentino (Paraná, Concordia, Rafaela y Rosario) conformamos una comunidad para misionar en San Cristóbal, provincia de Santa Fe. 

Con gran incertidumbre, y luego de un proceso de discernimiento, me animé a ir. Esto me hizo pensar en qué pasaría si siempre me animara a más, si buscara responder mis inquietudes desde la oración y el discernimiento con otros, y confiara en que si Dios me propone algo, él sabe el motivo. Siempre será cuestión de lanzarme para descubrir algo hermoso, aunque desconocido. Tal como lo experimenté la semana de la misión de verano.

Antes de llegar a San Cristóbal dejé todo en las manos de Jesús. Desconocía qué sucedería, y el hecho de ir como una del equipo pastoral de servicio, me ubicó en un lugar de mayor responsabilidad. 

Mi principal inseguridad era la emergencia sanitaria que vivimos. Sin embargo, pudimos reconocer el cuidado de Dios con nuestra salud. A medida que salíamos cada mañana recibíamos las noticias sobre la cantidad de contagios. 

Recuerdo que un día golpeé una puerta y desde adentro nos gritaron “disculpen, no podemos abrirles, estamos aislados”. Gracias a Dios, ninguno de los once que formamos la “burbuja comunitaria misionera” presentó síntoma alguno: volvimos todos sanos y dando gloria a Dios por esto.

Por otra parte, viajamos en la semana que hubo una ola de calor con temperaturas diarias de 40ºC, por lo que siempre nos acompañó el protector solar, la gorrita y la botellita de agua. Dios, como Padre amoroso, nos cuidó y protegió… ¡Hacía mucho calor!

Fue maravilloso experimentar la gracia derramada en la fraternidad entre nosotros. Si bien con algunos nos conocíamos previamente, tuvimos la oportunidad de conocernos más. La confianza que tuvimos fue desde el inicio y muy caracterizada por gestos de amor y de atención de unos con el otros. 

Hubo cantidad de detalles de amor que aparecieron en la misión…..

Te puede interesar...
Un corazón misionero

ENSEÑANZA APOSTÓLICA.- ¿Cuál es el fundamento de nuestra misión? Una transformación necesaria  La Iglesia es misionera por naturaleza. El Evangelio es la Buena Nueva que trae consigo una alegría contagiosa […]

El azote de las adicciones

Alcohol, marihuana, pegamentos, paco y pastillas de ansiolíticos; estas son las drogas más baratas y con efectos más devastadores en los cuerpos y las mentes de los chicos. Hunde los […]

La compasión

Ver padecer a los demás nos impulsa a aliviar su dolor. Habitualmente, cuando escuchamos la palabra compasión, la vinculamos al sentimiento de lástima por alguna persona. De hecho, en los […]

Mi primera Pascua

Hace menos de un año comencé a vivir mi fe de manera diferente al incorporarme a un grupo de oración en Paysandú, Uruguay. De a poco, experimenté la gracia de […]

“Francisco, uno como nosotros”

La visita del Papa a América Latina renovó el llamado a ofrecer la propia vida y a ser testimonio alegre del Evangelio. No me gustan demasiado los encuentros multitudinarios. Por […]

Los nuevos rostros de la “cultura de muerte”

La mentalidad o manera de ver al ser humano y al mundo que fomenta la destrucción de la vida humana más débil e inocente por parte de los más fuertes […]

Nómadas de la vida

La migración pone a prueba a las democracias más avanzadas de varios países deL MUNDO. Esta realidad genera un fuerte impacto en la opinión pública. Es notable como las noticias […]

Contemplación de la cruz

MEDITACIÓN.- Sus pies que hicieron santo el suelo que pisaron, sus pies que abrieron caminos, que hicieron fértiles los desiertos, que guiaron a multitudes. Los pies que caminaron con los […]

Visitanos
24 de Noviembre 1212 (CABA)

Llamanos
+54 11 4931 8388

WhatsApp
+54 9 11 6660 8269

Escribinos
[email protected]

Donaciones
tu aporte sostiene
nuestra misión