La decisión de María

NUESTRAS OPCIONES EXPRESAN LO QUE QUEREMOS SER COMO PERSONAS.

Al leer el pasaje de la Anunciación constatamos un hecho trascendental: podemos vivir nuestra condición de cristinos gracias al “sí” de María, la joven virgen de Nazaret (Cf. Lc 1,26-31). Dice una vidente: “El ‘fiat’ de la Santísima Virgen transformó el mundo.”1

Dios a través del ángel Gabriel le pide a María que tome una decisión: aceptar ser Madre del Hijo de Dios, para que al tomar su carne humana fuera Hijo de Dios e hijo del hombre. Luego de un momento de desconcierto, “María dijo entonces ‘yo soy la servidora del Señor, que se haga en mí según tu palabra’”.

Como Madre de Dios y Madre nuestra ella nos dice con mucha humildad quién es: ‘yo soy la servidora del Señor’. ¡Cuánto nos habla esto en el servicio que hoy llevamos adelante: ¿pueden ver en nosotros a servidores del Señor? Revisemos con qué espíritu servimos y seamos parecidos a nuestra madre del cielo, la Inmaculada. ¡Nosotros queremos ser servidores y servidoras del Señor!

“El ‘fiat’ de la Santísima Virgen transformó el mundo.”

Sin duda, llegar a una decisión significa hacer un camino si queremos que no sea superficial o sin valor. Cuando queremos que nuestra decisión coincida con la voluntad de Dios, el proceso comienza como sobrenatural. Es una decisión de alianza con Dios y la celebramos sacramentalmente en la Eucaristía. En el caso de María, la decisión consistió en aceptar sin condiciones el anuncio del ángel: ella era la elegida desde su Inmaculada Concepción. 

Como personas humanas no somos como los animales que se tienen que guiar por los instintos. Nosotros tenemos libertad y podemos negar o contradecir la alianza con Dios en cualquier decisión que tomemos. El Espíritu Santo es quien nos puede enseñar a vivir como personas humanas y conducirnos en las decisiones para vivir en el amor. Nuestras decisiones y opciones expresan lo que, como personas, queremos y amamos. 

Al Padre lo amamos en la medida que amamos su Palabra eterna hecha carne humana por nosotros. Porque desde allí construimos el Cuerpo de Jesús que es la Iglesia para la salvación de todos los hombres y de todas las Naciones.2

Padre Ricardo, MPD

1. Consuelo. María, puerta del cielo, Barcelona. 1990.  ISBN: 8440482329 

2. P. Ricardo, MPD.   “Ser responsables en el amor”  , Revista Cristo Vive, ¡Aleluia!, N° 227, pág. 8 y 9.

Cristo Vive, Aleluia! Nº 228 (jul-ago 2021)

Te puede interesar...
La política, un lugar para la santidad

Por primera vez en la historia, un prócer argentino será beatificado. En Piedra Blanca, una ciudad de la provincia de Catamarca, en Argentina, se paseaba a diario un niño de […]

Nómadas de la vida

La migración pone a prueba a las democracias más avanzadas de varios países deL MUNDO. Esta realidad genera un fuerte impacto en la opinión pública. Es notable como las noticias […]

Somos el Pueblo de la Pascua

Somos el pueblo de la Pascua,Aleluya es nuestra canción,Cristo nos trae la alegría;levantemos el corazón. El Señor ha vencido al mundo,muerto en la cruz por nuestro amor,resucitado de la muertey de la muerte, vencedor. Él ha […]

La misericordia provoca un cambio de raíz en nuestra convivencia social.

Este lema convocó a los miembros del Movimiento de la Palabra de Dios en las Jornadas de la Civilización del amor que se realizaron durante el mes de octubre. Estos […]

Emergencia planetaria

La naturaleza está al borde de la catástrofe. Tres cuartas partes del medio ambiente y aproximadamente el 66% del mar han sido gravemente alterados por la acción humana. Un reciente […]

La verdad nos hará libres

Este es un tiempo para discernir nuestras actitudes y para aprender a seguir a Jesús como Pueblo de Dios.  Nuestro mundo necesita de manera urgente tener la verdad como valor […]

“Nada es imposible para Dios. Reavivemos nuestra fe, creamos que todo está en sus manos”.

Cuando nos toca atravesar tiempos de desolación y tristeza, existe Una fuerza poderosa que solo proviene de Dios: la oración. Mediante ella, se robustece nuestra fe y aprendemos a ser […]

“Mas allá de nuestras diferencias, somos todos hijos de Dios”.

Esta frase corresponde a uno de los últimos tuits del Papa que nos alienta a vivir la “cultura del encuentro”. Sin duda, este es un desafío que abarca todas las […]

Visitanos
24 de Noviembre 1212 (CABA)

Llamanos
+54 11 4931 8388

Escribinos
[email protected]

Donaciones
tu aporte sostiene
nuestra misión