La Fuerza de Dios

Un mensaje que convirtió en sabios a unos hombres rudos e ignorantes.

El mensaje de la cruz, anunciado por unos hombres sin cultura, tuvo una virtud persuasiva que alcanzó a todo el mundo; se trataba de un mensaje que no se refería a cosas sin importancia, sino a Dios y a la verdadera religión, a una vida conforme al Evangelio y al futuro juicio, un mensaje que convirtió en sabios a unos hombres rudos e ignorantes. Ello nos demuestra que “la locura de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres” (1Cor 1,25).

¿En qué sentido es más fuerte? En cuanto que invadió el mundo entero, sometió a todos los hombres y produjo un efecto contrario al que pretendían todos aquellos que se esforzaban en extinguir el nombre del Crucificado, ya que hizo, en efecto, que este nombre obtuviera un mayor lustre y difusión. Ellos, por el contrario, desaparecieron y,aun durante el tiempo en que estuvieron vivos, nada pudieron contra un muerto. Por esto, cuando un pagano dice de mí que estoy muerto, es cuando muestra su gran necedad; cuando él me considera un necio, es cuando mi sabiduría se muestra superior a la suya; cuando me considera débil, es cuando él se muestra más débil que yo. Porque ni los filósofos, ni los maestros, ni mente humana alguna hubiera podido siquiera imaginar todo lo que eran capaces de hacer unos simples publicanos y pescadores.

Al pensar en esto, Pablo decía: “La debilidad de Dios es más fuerte que la fortaleza de los hombres”. Esta fuerza de la predicación divina queda demostrada en los hechos: ¿de dónde les vino a aquellos doce hombres, ignorantes, que vivían junto a lagos, ríos y desiertos, el acometer una obra de tan grandes proporciones y el enfrentarse con todo el mundo, ellos, que seguramente no habían ido nunca a la ciudad ni se habían presentado en público? Y más si tenemos en cuenta que eran miedosos y apocados, como sabemos por la descripción que de ellos nos hace el evangelista que no quiso disimular sus defectos, lo cual constituye la mayor garantía de su veracidad. Cuando Jesús fue apresado, unos huyeron y otro, el primero entre ellos, lo negó, a pesar de todos los milagros que habían presenciado. ¿Cómo se explica, pues, que aquellos que, mientrasel Señor vivía, sucumbieron al ataque de los judíos, después una vez muerto y sepultado, se enfrentaran contra el mundo entero, si no es por el hecho de su resurrección, que algunos niegan, y porque les habló y les infundió ánimos? De lo contrario, se hubieran dicho: “¿Qué es esto? No pudo salvarse a sí mismo, y ¿nos va a proteger a nosotros? Cuando estaba vivo, no se ayudó a sí mismo, y ¿ahora, que está muerto, nos tenderá una mano? Él, mientras vivía, no convenció a nadie, y ¿nosotros, con solo pronunciar su nombre, persuadiremos a todo el mundo?”. No solo hacer, sino pensar algo semejante sería una cosa irracional. 

Todo lo cual es prueba evidente de que, si no lo hubieran visto resucitado y no hubieran tenido pruebas bien claras de su poder, no se hubieran lanzado a una aventura tan arriesgada.

San Juan Cristóstomo 
Obispo y doctor de la Iglesia

Publicado en la Revista Cristo Vive ¡Aleluia! Nº221 (MAR-ABR 2020)

Te puede interesar...
Una Pascua con Francisco

Cuaresma Tiempo para despojarse Dios se revela  mediante la debilidad y la pobreza: «Siendo rico, se hizo pobre por ustedes» (Cf. 2 Cor 8,9). Es la lógica de Dios, la […]

Hacer de la vida una misión

La segunda semana de enero, hermanos y hermanas del Litoral Argentino (Paraná, Concordia, Rafaela y Rosario) conformamos una comunidad para misionar en San Cristóbal, provincia de Santa Fe.  Con gran […]

Un lugar para confiar

Perdonar y tener gestos de amor con los otros puede transformar nuestros vínculos de forma milagrosa. El tiempo de la Cuaresma puede ser una ocasión para dejar que Jesús se […]

El consuelo que viene de Dios

El triunfo de la cruz Jesús se ha revelado como rey en este mundo mediante la cruz. Su reino es uno de “justicia, amor y paz”, y muchas veces se […]

“Si vivimos animados por el Espíritu, dejémonos conducir también por él”.

Han pasado más de 2000 años del primer Pentecostés y gracias al impulso misionero que recibieron los apóstoles, la Iglesia que constituyó Jesús, aún hoy proclama la fe de Dios […]

El consuelo que viene de Dios

EL TRIUNFO DE LA CRUZ Jesús se ha revelado como rey en este mundo mediante la cruz. Su reino es uno de “justicia, amor y paz”, y muchas veces se […]

“Nos visitará el sol que nace de lo alto.”Lc 1,78

Cada día la Iglesia entona el Benedictus, un canto de esperanza y de victoria por la obra de Salvación de Dios con su pueblo (Cf. Lc 1,67-79). Nosotros también hoy, […]

Vivir impulsados por el Espíritu

Podés descargar este artículo aquí -> Vivir impulsados por el Espíritu

Visitanos
24 de Noviembre 1212 (CABA)

Llamanos
+54 11 4931 8388

WhatsApp
+54 9 11 6660 8269

Escribinos
[email protected]

Donaciones
tu aporte sostiene
nuestra misión