Prácticas inhumanas

En varios países de África, como en otros de Asia, cantidad de mujeres padecen mutilaciones aberrantes.

Si bien desde el 2011 en Kenia se había prohibido la mutilación genital femenina (MGF) con castigos de tres años de prisión y el pago de una multa de u$u 2000, en algunas comunidades, sobre todo rurales, esa práctica aún se considera necesaria para la aceptación social y el aumento de las perspectivas de matrimonio de sus hijas.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, había prometido erradicarla hacia 2022, pero la crisis del Covid-19 hizo que las niñas se quedaran sin la protección escolar y las familias las sometieran a la MGF, para hacerlas casar a la fuerza a cambio de conseguir dinero, algo que esperan recibir para alimentar al resto de sus hijos.

Christine Ghati Alfons, una joven keniana, creó la fundación Safe Engage que lucha contra la MGF. Ella misma, en diciembre de 2020, constató lo que sucedió con unas alumnas que faltaron a su clase en la comunidad de los Kuria, en Migori. De las 25 asistentes de entre 10 y 15 años que esperaba, solo se presentaron 17, las otras ocho habían sufrido “el corte”, como se conoce a esa práctica en las mujeres; dos de ellas, a continuación, habían sido obligadas a casarse. Supo que las otras seis se recuperaban en sus casas.

Sin duda, las niñas ausentes fueron víctimas de la MGF, que generalmente implica la extirpación parcial o total de los genitales externos, y en muchos casos, posteriormente ofrecidas en matrimonio; una realidad que se agudizó por el confinamiento. Al asistir a la escuela, las niñas, además de recibir la formación básica escolar, adquieren el conocimiento del ciclo menstrual femenino y elementos oportunos para el cuidado de su salud.

La fundación Safe Engage es una organización comunitaria de Kuria que trabaja para terminar con la mutilación o ablación genital femenina, como con todas las formas de violencia de género. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se estima que 200 millones de niñas y mujeres en todo el mundo fueron mutiladas. El ritual se practica en la actualidad en al menos 30 países, en África y en Asia, como en algunos países en donde hay inmigrantes con estas costumbres. En Kenia, en particular, una de cada cinco mujeres de entre 15 y 49 añosrecibió este denigrante trato. 

Christine, una de tantas jóvenes mujeres que trabaja por liberar a las niñas de estas agresiones lacerantes, en una entrevista que le realizó el diario The Guardian, declaró que recibió amenazas por parte de padres o parientes de niñas a las que rescató, “algunos juraron que me van a secuestrar y quizás obligarme a sufrir el corte”, relató…

Leé esta nota completa comprando la Revista Cristo Vive ¡Aleluia! #230 (NOV-DIC)

Te puede interesar...
El consuelo que viene de Dios

EL TRIUNFO DE LA CRUZ Jesús se ha revelado como rey en este mundo mediante la cruz. Su reino es uno de “justicia, amor y paz”, y muchas veces se […]

«Con fe y paciencia, se heredan las promesas»

La llegada de Victoria fue una amorosa respuesta de Dios. Después de varios años de buscar ser padres con mi esposo Daniel y de que este proyecto no se hiciera […]

La misión de acompañar

La cercanía de alguien que nos oriente en el camino de la fe es fundamental para sostener la opción por la vida que Dios nos propone. Un aspecto fundamental del […]

¿Quién quiere ser misionero?

Esta fue la pregunta que movió el “sí” del Padre José María Aguirre a sus once años y que hoy, a los setenta, volvió a responder en su partida repentina […]

Una nueva economía

Vivir las decisiones económicas en forma egoísta no solo es inmoral, sino también malo para la economía. Cada vez es más evidente que no deberíamos pensar la esfera económica como […]

“Francisco, uno como nosotros”

La visita del Papa a América Latina renovó el llamado a ofrecer la propia vida y a ser testimonio alegre del Evangelio. No me gustan demasiado los encuentros multitudinarios. Por […]

«Si eres Madre de todos, ¿quién podría no quererte?»

Cuando el ángel Gabriel le anunció a María la maternidad, ella no solo se convirtió en la Madre de Dios, sino también en la Madre de todos los que creen […]

Una nueva identidad

Después de años de búsqueda, Florencia descubrió al Dios vivo en el catolicismo. Durante mi infancia participé junto a mi familia de la Iglesia Adventista del Séptimo Día hasta que […]

Visitanos
24 de Noviembre 1212 (CABA)

Llamanos
+54 11 4931 8388

WhatsApp
+54 9 11 6660 8269

Escribinos
[email protected]

Donaciones
tu aporte sostiene
nuestra misión