Cuidar la fragilidad

“La solidaridad se expresa concretamente en el servicio, que puede asumir formas muy diversas de hacerse cargo de los demás. El servicio es ‘en gran parte, cuidar la fragilidad’” (Cf. Fratelli Tutti, 115).

Desde el Servicio de Ayuda fraterna que tenemos en nuestro Centro Pastoral, luego de cubrir las necesidades de los más cercanos, sentimos la necesidad de salir a las periferias con otras ayudas.

Nos llegaron requerimientos de distintos merenderos que asistían a niños y adolescentes y solo eran cubiertos por donaciones. Elegimos uno de ellos que se llama “El Rincón de la Nona”. Estaba ubicado en la ciudad de Alta Gracia, provincia de Córdoba. Allí nos esperaban los encargados, Sandro y Patricia.

Inicialmente lo llevaba adelante “la Nona”, una señora de 50 años que se llamaba Viviana. Ella comenzó dando la merienda con mate cocido y pan casero que ella misma elaboraba. Cuando la señora falleció tomó la posta su hija Patricia. En la actualidad, ella da el desayuno y la merienda los lunes, miércoles y viernes a niños de las zonas aledañas. Cariñosamente, quienes asisten dicen “vamos a merendar a lo de la Nona”.  

En el mes de septiembre comenzamos una colecta de leche y chocolate en polvo, azúcar, mate cocido, yerba, galletas y turrones. La providencia de Dios se manifestó entre nosotros con una abundante recolección de alimentos.

Sandro y Patricia estaban muy emocionados y agradecidos con lo que habíamos llevado, justo cuando ya les quedaban pocos alimentos para compartir. También pudimos colaborar con ropa en buen estado para los chicos.

El Rincón de la Nona es un emprendimiento privado que se sustenta con las donaciones de la gente. Con mucho esfuerzo lograron agrandar un espacio para poder tener las mesas de madera construidas artesanalmente y una cocina donada donde preparan el mate cocido. El lugar es simple y humilde, pero muy acogedor.

Después de entregar lo recaudado hicimos un momento de oración espontánea y agradecimos al Señor la abundancia de su respuesta. Cerramos el encuentro con la lectura de un pasaje de Isaías que concluía en este versículo: “Cuando era uno solo lo llamé, lo bendije y lo multipliqué” (Is 51,1-2). 

Fue una experiencia comunitaria bendecida. Sentimos la misericordia de Dios que nos salió al encuentro, tanto a unos como a otros, todos quedamos muy contentos y agradecidos. 

Cristina Oro
Centro Pastoral Córdoba
Prov. de Córdoba

Publicado en Revista Cristo Vive ¡Aleluia! Nº232 – Abril 2022

Te puede interesar...
Sombras del Mundial en Qatar

«Uno de los eventos deportivos más populares del mundo se vincula con la explotación de personas». Si de esclavitud hablamos, hay 25 millones de razones por las cuales debemos preocuparnos; […]

Rosario de la súplica de María

Querido Padre Ricardo: Soy Elvira, tengo 56 años, estoy casada con mi marido desde hace 37 años y tenemos tres hijos. Integro la comunidad del Movimien to de la Palabra […]

“El comercio sexual no es trabajo”

Una jueza cordobesa se dedica a defender los derechos de las mujeres y, en una charla con Cristo Vive, ¡Aleluia!, habló sobre su lucha y su búsqueda de vivir en […]

El cerebro partidista

La “grieta” es una amenaza a la vida comunitaria y a la convivencia social. La polarización política es un fenómeno de varios países que divide sociedades y separa familias y […]

Nuestro vínculo con la tecnología

Cristo Vive, ¡Aleluia! entrevistó al autor del nuevo libro publicado por la Editorial de la Palabra de Dios acerca de la cultura digital y la vinculación fraterna. Francisco “Paco” Albarello […]

¿Tiene sentido comprometerse a amar para siempre?

Al comienzo de la vida de fe, la propuesta “amar a tiempo y a destiempo” resulta cautivante. Tal como ocurre en el período de enamoramiento en el vínculo afectivo entre […]

Jesús es la salvación

Él viene a vencer al pecado y a traernos vida nueva. Dios es amor y ama a cada persona, a cada hombre. Sin embargo, el pecado le impide al hombre […]

¿Qué piensa el nuevo Papa?

«El discipulado misionero es el camino que Dios quiere para hoy», afirmó Francisco. ¿En qué consiste la misión y el ser discípulo? ¿En qué debemos cambiar como Iglesia? Presentamos algunas […]

Visitanos
24 de Noviembre 1212 (CABA)

Llamanos
+54 11 4931 8388

WhatsApp
+54 9 11 6660 8269

Escribinos
[email protected]

Donaciones
tu aporte sostiene
nuestra misión