¿Qué piensa el nuevo Papa?

«El discipulado misionero es el camino que Dios quiere para hoy», afirmó Francisco. ¿En qué consiste la misión y el ser discípulo? ¿En qué debemos cambiar como Iglesia? Presentamos algunas reflexiones de su Santidad sobre diversos aspectos de la vida eclesial.

El funcionalismo indeseado en la Iglesia
La concepción funcionalista no tolera el misterio, va a la eficacia. Reduce la realidad de la Iglesia a la estructura de una ONG. Lo que vale es el resultado constatable y las estadísticas. De aquí se va a todas las modalidades empresariales de Iglesia. Constituye una suerte de “teología de la prosperidad” en lo organizativo de la pastoral.

Diálogo con el mundo actual
La respuesta a las preguntas existenciales del hombre de hoy, especialmente de las nuevas generaciones, atendiendo a su lenguaje, entraña un cambio fecundo que hay que recorrer con la ayuda del Evangelio, del Magisterio, y de la Doctrina Social de la Iglesia. (…) Dios está en todas partes: hay que saber descubrirlo para poder anunciarlo en el idioma de esa cultura; y cada realidad, cada idioma, tiene un ritmo diverso. 

La misión
Es necesario generar la conciencia de una Iglesia que se organiza para servir a todos los bautizados y hombres de buena voluntad. El discípulo de Cristo no es una persona aislada en una espiritualidad intimista, sino una persona en comunidad, que se da a los demás. Misión, por tanto, implica pertenencia eclesial.

Reforma eclesial
La conversión pastoral atañe principalmente a las actitudes y a una reforma de vida. Un cambio de actitudes necesariamente es dinámico: “entra en proceso” y solo se lo puede contener acompañándolo y discerniendo. Es importante tener siempre presente que la brújula, para no perderse en este camino, es la de la identidad católica concebida como pertenencia eclesial y también el saber por dónde va el mal espíritu para ayudarnos en el discernimiento. (…) El “cambio de estructuras” (de caducas a nuevas) no es fruto de un estudio de organización de la planta funcional eclesiástica, de lo cual resultaría una reorganización estática, sino que es consecuencia de la dinámica de la misión. Lo que hace caer las estructuras caducas, lo que lleva a cambiar los corazones de los cristianos, es precisamente la misionariedad.

Ser “discípulo periférico”
Me gusta decir que la posición del discípulo misionero no es una posición de centro sino de periferias (…). En el anuncio evangélico, hablar de “periferias existenciales” des-centra, y habitualmente tenemos miedo a salir del centro. El discípulo misionero es un des-centrado: el centro es Jesucristo, que convoca y envía. El discípulo es enviado a las periferias existenciales. El discipulado misionero es vocación: llamado e invitación.

¡Hoy es el día para un encuentro con el Señor!
Dios es real y se manifiesta en el “hoy”. Hacia el pasado su presencia se nos da como “memoria” de la gesta de salvación, sea en su pueblo, sea en cada uno de nosotros; hacia el futuro se nos da como “promesa” y esperanza. En el pasado Dios estuvo y dejó su huella: la memoria nos ayuda a encontrarlo; en el futuro solo es promesa… y no está en los mil y un “futuribles”. El “hoy” es lo más parecido a la eternidad; más aún: el “hoy” es chispa de eternidad. En el “hoy” se juega la vida eterna.

El clericalismo es inmadurez
En la mayoría de los casos, se trata de una complicidad pecadora: el cura clericaliza y el laico le pide por favor que lo clericalice, porque en el fondo le resulta más cómodo. El fenómeno del clericalismo explica, en gran parte, la falta de adultez y de cristiana libertad en parte del laicado latinoamericano. (…) La propuesta de los grupos bíblicos, de las comunidades eclesiales de base y de los Consejos pastorales va en la línea de superación del clericalismo y de un crecimiento de la responsabilidad laical.

Publicado en Cristo Vive ¡Aleluia! Nº190 (NOV-DIC-2013)

Te puede interesar...
Hagan ustedes lo mismo que hice yo

Jesús nos enseña a servir a los demás y a hacerlo con sencillez y amor. En el Evangelio, justo antes de la Última Cena, se relata el episodio en el […]

Caminar como familia hacia Dios

En la Biblia se presenta la imagen de dos familias que hacen su peregrinación hacia la casa de Dios: Elcaná y Ana llevan a su hijo Samuel al templo de […]

Recursos – Sábado Santo

Aquí algunos artículos que nos pueden ayudar en el transcurso de los días de la Pascua. Sugerimos este material para colaborar con lo que Jesús nos quiere mostrar en cada […]

Pentecostés: El abrazo del Padre con sus hijos

Podés descargar este artículo aquí -> Pentecostés: El abrazo del Padre con sus hijos

El carisma del Movimiento de la Palabra de Dios

En el contexto de los 200 números de Cristo Vive, ¡Aleluia!, presentamos algunos rasgos del carisma de la Obra a la cual pertenece. Nuestra revista, como instrumento de evangelización y […]

Los misterios de la Navidad

En esta celebración, la alegría, el amor y la paz vuelven a nacer en nuestros corazones. •“Un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado” (Is 9,5)  Cada […]

“¡Somos una comunidad de amor, no del mundo sino en el mundo para el mundo!” (Aparecida).

El hombre es un ser social por naturaleza, y hasta podemos afirmar que es en la convivencia con los demás en donde puede desarrollar todo su potencial para lo cual […]

Otra propuesta para las “previas”

«Antes de una salida, muchos adolescentes se encuentran para tomar alcohol. Dos de ellos, en cambio, se escaparon de la fiesta y decidieron otra cosa». En la ciudad en donde […]

Visitanos
24 de Noviembre 1212 (CABA)

Llamanos
+54 11 4931 8388

WhatsApp
+54 9 11 6660 8269

Escribinos
[email protected]

Donaciones
tu aporte sostiene
nuestra misión